domingo, 11 de noviembre de 2007

Un buen año


 


 

El año 2006 ha sido un buen año gastronómicamente hablando. La consolidación de la gastronomía como referente turístico de nuestra provincia es un hecho. Día a día y año tras año, de una manera más amplía, nuestro buen hacer culinario va alcanzado cotas más altas y su reconocimiento nacional e internacional es una alegría de la que disfrutamos asiduamente.

Nuestros cocineros y cocineras son muy reconocidos en el universo gastronómico y su repercusión en los eventos culinarios nacionales o internacionales, les convierten en invitados y ponentes obligados. Los nuestros han viajado por el mundo repartiendo saberes de nuestra querida tierra para disfrute de ávidas mentes y agradecidos estómagos. "Madrid Fusión", el "Salón del Gourmet" o el congreso "Lo mejor de la gastronomía" han sido el escaparate perfecto para nuestra cocina más tradicional y para la más vanguardista. Nueva York, California, Francia, Holanda o el Reino Unido han gozado con los suculentos sabores de nuestros mejores platos y han podido admirar la desbordante sabiduría de nuestros artistas de los fogones que les han mostrado sus ultimas creaciones de vanguardia demostrando que la gastronomía a alicantina no es sólo lo tradicional sino que la evolución de "los nuestros" es imparable, y desde el respeto hacia la tradición son capaces de viajar por los caminos del comer y del beber con la seguridad que la confianza en su buen hacer, les da. Su reconocimiento ha llegado en forma de premios o "estrellas", otorgándoles la merecida recompensa a un trabajo bien hecho y sirviendo de ejemplo para una inagotable cantera de nuevos y nuevas profesionales de la cocina, que nos aseguran un futuro muy, muy prometedor.

Durante este "buen año", también hemos podido saborear los distintos sabores de toda la provincia de Alicante. Las jornadas gastronómicas recorren al calor de las buenas mesas todas nuestras regiones y cada día son más los actos, reuniones, jornadas o ferias gastronómicas que se unen a la promoción de cualquier pueblo, ciudad o municipio. La gastronomía se va convierto poco a poco en uno de los mayores reclamos turísticos de toda nuestra provincia. Casi nada.

También durante el 2006 hemos visto, personalmente algo perplejo, la larga promesa de la llamada nueva Ley de Restaurantes que nos hará a todos mejores profesionales, tendremos nuevas categorías, nuevos tipos de establecimientos y con la que estaremos mejor regulados, con el fin de conseguir una mejora para los que son los verdaderos poseedores de la gastronomía y los que, con su arduo y duro trabajo, pueden conseguir que nuestra gastronomía sea mejor, peor o regular. Un hecho que muchas veces olvidamos.

Nuestros vinos viajan ya por el mundo con la garantía de la calidad y con el respaldo de su enorme proyección. Las asociaciones de enamorados del vino de Alicante no han escatimado en actos, reuniones, forums y catas que nos han acercado a todos a ese apasionante mundo de la enología. (Tremendo éxito de la feria de la Asociación de Sumilleres de la Provincia de Alicante). Bravo por ellos.

Desde estas páginas algunos enamorados de nuestros tesoros gastronómicos hemos intentado repartir "saberes y sabores" como platos de un menú de opiniones. Antonio Perez Marcos y Enrique Garcia con sus concisas y expertas plumas han puesto su admirable sentir y su gran saber en la inagotable mesa de estas páginas y nos han permitido a todos ser un poco más sabios. Gracias.

El año 2006 ha sido, sin duda, un buen año y como el pasado muchas veces alecciona al futuro, esperemos que en el año 2007 seamos capaces de superar y mejorar todos estos logros y realidades. Reflexionemos.