domingo, 11 de noviembre de 2007

"DE BARES EN HOGUERAS"


 

Las Hogueras de San Juan llegan año tras años a nuestras vidas con su desbordante alegría, vuelven a nosotros llenas de encanto, tradición y gozo. Nuestro espíritu despierta a la fiesta deseoso de disfrutar y de compartir con los buenos amigos estas fiestas tan alicantinas. Las calles se convierten en un hervidero de ilusiones y de placeres compartidos. La gastronomía se une a la fiesta y, durante estos días, nuestros estómagos se abren de par en par buscando el cálido refugio de los bares, cervecerías, mesones y tabernas que hacen, con su humilde trabajo, que las Hogueras también se conviertan en una atractiva fiesta gastronómica.

En cualquier rincón de la ciudad o en cualquier barrio tenemos la alegre posibilidad de disfrutar de la rica y variada gastronomía alicantina. La sana costumbre del aperitivo o la cena informal, las picaditas en la barra o las suculentas comidas de hogueras, se conviertan en estas fechas en un agradable motivo de reunión y de placer con los amigos. Desde esta humilde pluma, les proponemos una serie de establecimientos que seguro colman todas sus ilusiones.

"El Bocaíto" en el tan alicantino y fogueril barrio de Benalúa es un magnífico lugar de encuentro para todos. Su barra es un verdadero placer, se renueva cada día con la ilusión y el cariño que Toni Navarro y Fina Mari demuestran como si a diario fuese el primer día. Durante estos casi veinte años de constante trabajo han sido capaces de convertir su casa en un magnífico y acogedor lugar en donde la cocina alicantina y mediterránea alcanza su máxima expresión. Su amor a Alicante y a las Hogueras se muestra en platos tan apetitosos como el "salteado de habitas tiernas y sepionet", el "arroz con atún y alcachofitas tiernas", el "arroz al horno con embutidos de Torremanzanas", los buenos mariscos de nuestra lonja, los salazones o sus nuevas propuestas de vanguardia como el "foie-grass de pato en escabeche", sin olvidar sus deliciosos montaditos como el "danielete" o el "serranito". Podemos también degustar, en su maravillosa barra o cómodamente sentados en sus amplios salones, sus suculentos platos de cuchara como las lentejas, la olleta o las apetecibles "alubias con manitas". En su selecta bodega tienen un lugar de privilegio la mayoría de referencias de los caldos alicantinos y de otras regiones. Otra perla indispensable, el "arrop y tallaetes con helado de queso". No podemos olvidar "El Bocaíto" del puerto donde la familia Navarro con Daniel al frente sigue su buena línea de trabajo y acierto.

De Benalúa al centro y de clásico a clásico. La "Cervecería El Cantó" es un sitio de parada obligatoria en nuestro recorrido de Hogueras. Recién cumplidos sus veintidós años, su buen hacer y su compromiso serio y firme por una buena y delicada gastronomía, hacen que nuestra visita se convierta en un más que merecido homenaje a su labor. Miguel Garcia junto a su hermana Maruja en la cocina son los perfectos anfitriones que abren su local y sus corazones para el visitante y el amigo. "El Cantó" es el punto ideal de encuentro de los amigos alrededor de una cocina en la que la renovación constante y la ilusión perenne la hacen indispensable para los amantes del buen comer. Un lujo.

En pleno centro de Alicante, en la unión de la calle del Teatro y César Elguezabal está la "Cervecería El Cisne de Oro" donde Salvador junto a su hijo Daniel comparten su buena barra con todos nosotros. Desde hace veinticinco años siguen fieles a su estilo y nos deleitan con una gran variedad de aperitivos, tapas y montaditos. Su barra se llena de clientes y amigos que disfrutan con el delicioso "pastel de tortilla" de tres pisos con bechamel y gratinado, el pulpo al horno o la gallega, las croquetas caseras de Jabugo o unas berenjenas rellenas que rebosan sabor y gusto. Las frituras destilan frescura y sus reconocidísimos montaditos como el "cisne" o el "josete" son ya unos clásicos en la restauración alicantina.

En la avenida de Alfonso el Sabio desde el año 1969 se encuentra la "Cervecería El Merengue". Paco Rodriguez mantiene la estela que en su día pusieron en marcha sus padres, el Sr. Paco (quien todavía vigila y cuidada esa labor) y su madre la señora Nati. "El Merengue" es un negocio familiar en donde tres generaciones han sido capaces de poner a nuestra disposición su cocina sencilla y pulcra con el sabor de siempre y de la que hemos disfrutado desde los más jóvenes a los más mayores. La ensaladilla de "El Merengue" desborda sabor y recuerdos, los famosos " grillos", los canapés de ahumados y sus ricos montaditos nos trasladan en el tiempo de sabores perdidos. El marisco del Mercado central no falta en su colmada barra y su cocina prepara con la precisión que da la experiencia unas "manitas" espectaculares o un fresquísimo "atún de ijada" con todo el sabor de nuestro mar. En estos días no falta la agradecida "coca en tonyna", las brevas o el manojo de habas tiernas. En Benalúa desde hace unos nueve años la familia Rodriguez amplió su buena oferta con un nuevo establecimiento, la "Cervecería Merengue II" que sigue con su buen hacer y con sus reconocidas especialidades. Al frente de ella Manolo, quien mantiene la dinastía y la saga familiar en el negocio. Todo un ejemplo.

El "Bar Cremades II" en el tan festero barrio San Blas mantiene durante este mes tan festivo su inmejorable línea de trabajo y cocina. Sus materias primas de primer nivel y una soberbia cocina nos permitan disfrutar del buen hacer de Juan Conesa y su mujer Encarni. En estos días nos ofrecen sus riquísimas especialidades pero recomendándonos sus exquisitas variedad de tostas, la noruega, la ibérica…, o un atún de ijada sublime, sin olvidar su ya famoso "rabo de toro", toda una obra de arte gastronómico. Tampoco olvidamos sus exquisitos aperitivos, sus especiales conservas, sus platos de cuchara, la especial "pericana" o sus selectos salazones y un marisco de primerísima frescura. Trabajo hecho con ilusión y dedicación que en sus platos se nota. Todo un valor en alza.

En el Altozano, en la nueva zona de Gran Vía se sitúa la "Cervecería Restaurante Jorge". Desde 1998 respiran juventud y ganas. Un local amplio y reformado constantemente donde podemos saborear una mimada selección de buenos platos y de de mejores aperitivos. Muy buenos salazones e ibéricos, revueltos supremos, sabrosas carnes, frescos pescados y arroces suculentos completan una oferta muy interesante y completa. Sus ansias por agradar al cliente se manifiestan en cada plato y su innegable profesionalidad se nota a cada momento. Todo un logro.

En el cercano barrio de El Plá, justo enfrente del mercado de Carolinas, "La Taberna del Plá" despliega toda su cocina para satisfacción de todos los que la visitamos. Miguel, junto a su buen equipo y con Juanjo de encargado, ofrece una cocina en la que la innovación y la renovación constante son su bandera. Sus tapas cambian, mejoran, crecen y se renuevan constantemente. Desde el año 1992 ofertan una amplia y variada selección de los mejores aperitivos y platos de la gastronomía alicantina. Su compra diaria en el mercado se nota en sus "alcachofas rebozadas rellenas de atún", en la deliciosa "brocheta de sepia y gambas", su "plato estrella" con patatas fritas al montón con jamón y chorizo ibérico y con pimientos de piquillo y un delicioso huevo frito encima que despierta a nuestras papilas gustativas de su letargo. El marisco de la bahía ocupa un lugar destacado en su barra y no faltan las ostras, las almejas de carril, las canaillas, la gamba roja de bahía, las dulces quisquillas o las cigalas para la plancha. Sus platos calientes son un placer aparte, sus cazuelas de cucharan son ya un clásico como el "estofadito de ciervo", el "guisado de sepia con judías verdes" o las "judías con manitas". Todos estos manjares los podemos regar con vinos alicantinos, de la Rioja, de la Ribera, catalanes e, incluso, del Bierzo, además su famoso "caserito" (vermú de barril con Picón). Toda una selección.

En el conocido por excelencia "Barrio" se encuentra el "Mesón Los Labradores", un sitio de obligada visita para los que disfrutamos con las Hogueras. Raquel dirige con una deliciosa eficacia y con una simpatía que enamora un lugar en donde la tradición se hace visible desde la primera mirada. Es todo un clásico en la restauración alicantina del que hemos podido disfrutar varias generaciones y que nunca ha perdido ni un ápice de su singularidad. "Las patatas a lo pobre" de "Labradores" son conocidísimas por doquier y su maravilloso "Chupi-chupi" es el retorno a nuestros mejores recuerdos. Sus tapas, exquisitas y su cocina un cúmulo de saberes y sabores. Pero, sobre todo, en "Labradores" destaca el magnifico trato que el cliente recibe, la simpatía que invade el ambiente y la agradable sensación del goce compartido.

Muy cerca del Ayuntamiento, centro neurálgico de la "cremá", se halla "La Taberna del Gourmet". Hace casi treinta años que nuestro querido Perramón apostó por unas nuevas ideas gastronómicas basadas en el trabajo, en la innovación y en el cuidado por las buenas tradiciones. Su exitosa formula se ve recompensada con una clientela fiel y continua y con un constante crecimiento de clientes y amigos. En "La Taberna del Gourmet" se cuida hasta el último detalle. El carácter perfeccionista de Perramon junto a su hija Geni, convierte cada plato o aperitivo en una obra de amor y cariño. Se puede disfrutar a diario del mejor marisco de la bahía alicantina, sin olvidar las otras gallegas, las almejas de carril, los siempre difíciles de conseguir erizos de mar y los mejores pescado de nuestra costa. En "La Taberna del Gourmet" lo alicantino rezuma en todos sus poros, las almendras marconas que acompañan sus más de quince referencias de vermú, el tomate verde en salmuera casi olvidado, un surtido de quesos especialísimos en donde destacan los ecológicos, pulpitos guisados con texturas increíbles, "espardeñas", verduras alicantinas y unos delicados y excelentes arroces. Sin duda, un sitio idóneo para disfrutar y gozar con nuestra tan rica gastronomía alicantina.

Las Hogueras y la gastronomía son alegría y compartirlas con nuestros amigos y nuestra familia se convertirá en estos días venideros en todo un placer para nuestros sentidos, nuestros espíritus y nuestras almas. Felices Hogueras a todos.