miércoles, 11 de noviembre de 2009

COCINEROS CERCANOS

La sana intención y el loable esfuerzo que ha propuesto la organización del Congreso "Lo Mejor de la Gastronomía" en su cita alicantina de acercar y compartir lo último y lo más vanguardista de la gastronomía nacional e internacional unido a la siempre presente tradición, ha alcanzado el objetivo y el propósito deseado.

En esta magnífica Feria, cualquier buen aficionado o profesional de la gastronomía u hostelería ha podido compartir plano, presencia, fotos, abrazos o risas con el más granado elenco de restauradores de todo el mundo. Tomar una cerveza con Ferrán Adrià, ver cómo Quique Dacosta comparte mesa con amigos, gozar con la humildad de la buena gente como Martín Berasategui o Pedro Subijana, saludar y admirar a los mejores maestros de aquí y de otros lares, se convierte en una experiencia muy gratificante para todos los que aman el universo gastronómico.

Ayer martes las ponencias rallaron a un altísimo nivel, empezando a primera hora de la mañana con la simpatía, la franqueza y sinceridad de Mari Carmen Vélez de "La Sirena" en Petrer, quien planteó una ponencia con el objetivo de dar a conocer las elaboraciones de pescados de bajo coste como la llampuga, el rubio o la araña, siempre con su toque de vanguardia y buen hacer. Durante el día magníficos cocineros o cocineras como Isaac Salaberria de "Fagollaga" en Hernani, Pedro y Marcos Morán de "Casa Gerardo" en Prendes, Quique Dacosta de "El Poblet" en Denia, Joan Roca de "El Celler de Can Roca" en Girona, Paco Torreblanca de"Totel" en Elda, Rudi Van Beylen de "Salons Hof ten Damme" en Amberes (Bélgica), Francis Paniego de "El Portal del Echaurren" en Ezcaray, Álvaro Garrido de "Mina" en Bilbao, Joachim Wissler de "Vendôme" en Bergisch Gladbach-Bensberg (Alemania), Dani García de "Calima" en Marbella, Paolo Lopriore de "Il Canto" en Siena (Italia) y Anatoly Komm de "BARBAPbI", en Moscú, demostraron y compartieron conocimientos con un repleto auditorio.

Los talleres culinarios prosiguieron ayer martes con todo su esplendor. Para Paco Torreblanca: "los talleres son el lugar ideal para enseñar, compartir y gozar con los conocimientos gastronómicos, es el momento ideal de interactuar con otros profesionales o con cualquier persona que por amor, pasión o curiosidad haya acudido a compartir unas horas con mi cocina". Y sobre el congreso añadió: "Es una verdadera satisfacción poder recoger los frutos de todo un año de trabajo para traer este congreso a Alicante, pero ha merecido la pena por la gran aceptación recibida". En su taller con un público entregado preparó las maravillas de la repostería que le han dado su reconocida fama mundial.

Oír y disfrutar de cómo trasmite su maestría Martín Berasategui es una delicia, su trato pausado, didáctico, sin aspavientos, sin prisas y con la quietud que da el equilibrio es un verdadero placer para los sentidos. El taller de Martín Berasategui derrochó humildad y franqueza y los allí presentes vieron y compartieron con el maestro recetas nuevas y emblemáticas de su "Gran Menú" que sirve en su templo gastronómico de San Sebastián.

El taller de Paolo Lopriore de "Il Canto" de Siena en Italia, congregó a buenos aficionados a la floreciente y característica gastronomía que se hace en el vecino país. Una cocina marcada por el determinismo geográfico, en la zona y en el producto de ésta con un claro protagonismo de lo autóctono y buscando la sorpresa del comensal con una gastronomía toscana con toda su pureza y singularidad.

El taller de Yoshiaki Takazawa de "Aronia de Takazawa" en Tokio (Japón) se convirtió en todo un acontecimiento teniendo en cuenta que el restaurante del maestro japonés en pleno centro de Tokio, sólo tiene dos mesas y que nunca da más de diez comensales por día. Con su cocina pretende transmitir toda una experiencia para el comensal quien es atendido desde que llama para reservar con cuatro o seis meses de antelación hasta que sale con una sonrisa en los labios. Todo un espectáculo de uno de los chefs que está llamado a convertirse en una referencia mundial de la gastronomía.

Joan Roca es un chef que vive por y para la gastronomía, su empeño constante en la búsqueda de los mejores sabores, la mejor técnica y lo último en cocina se pudo disfrutar y gozar con un taller impartido ante un numeroso grupo de condicionales. Para Joan: "en la gastronomía hay que estar comprometidos con la evolución y la ciencia a partir de la tradición" y se mostró muy contento de "la gran implicación que veo de todos los sectores de la provincia de Alicante con este congreso lo que le garantiza un magnífico futuro". Sus recetas y su suave didáctica, apasionó a los profesionales reunidos en torno a su taller.