domingo, 6 de marzo de 2011

EL VINO ROMPE BARRERAS


Ayer jueves tuvo lugar el primer curso de iniciación a la cata de vinos destinado a personas con discapacidad en la ciudad de Alicante.
Un total de 20 personas con discapacidad han podido disfrutar de esta iniciativa organizada por la Confederación de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunitat Valenciana (COCEMFE CV) y COCEMFE Alicante, en colaboración con Bodegas Vicente Gandía.
Este curso ha tenido una doble finalidad: por un lado, mostrar a los asistentes cuál es el procedimiento para realizar correctamente una cata de vinos y, por otro, acercar la discapacidad a un sector tan especializado como el mundo de la enología, con el objetivo de conseguir una integración real del colectivo en todos los ámbitos de la vida, incluido el cultural.
La presentación de este evento ha contado con la asistencia de la Alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo; el Presidente de COCEMFE Alicante, Antonio Ruescas; la Concejala de Acción Social del Consistorio alicantino, Asunción Sánchez, el Jefe de Servicio de Acción Social de la Conselleria de Bienestar Social en Alicante, Antonio Reus y el director comercial de Hostelería de Bodegas Vicente Gandía, Vicente García, quienes destacaron la importancia que tienen este tipo de actividades con el loable fin de ir derribando barreras y construyendo realidades de un colectivo ávido de conocimientos.
El curso ha sido impartido por Nacho Coterón, presidente de la Asociación de Sumilleres de la Provincia de Alicante (ASPA) de una manera muy divectica y aleccionadora.
En esta iniciativa han participado 20 personas con distintas capacidades, de alrededor de una decena de asociaciones integradas en COCEMFE Alicante. De este modo, han asistido personas con movilidad reducida, con problemas de deambulación o con enfermedades neuromusculares.
Todos ellos disfrutaron de una jornada que ha servido para que el vino rompa barreras.