miércoles, 21 de marzo de 2012

El Bocusse D´Or sigue ninguneando a la gastronomía española.

La gastronomía española representada por el cocinero alicantino Evarist Miralles, ha vuelto a quedar fuera de la final del concurso Bocusse D´Or, considerado el mundial de la cocina. Una vez más, y ya van muchas, el reconocimiento de la crítica especializada mundial, los halagos de los mejores cocineros del mundo y lo más importante,  la satisfacción del comensal, no han bastando como firmes argumentos para que la gastronomía española  pueda competir en igualdad de condiciones frente a otras cocinas en certámenes como el Bocusse D´Or.
En declaraciones exclusivas del cocinero de Pego Evarist Miralles a este periódico desde Bruselas: “estamos muy contentos pese a no haber conseguido clasificarnos para la final. Para nosotros (mi ayudante Carlos Monsonís y yo) ha sido una experiencia muy enriquecedor a nivel  profesional y sobre todo, personal”. Para Evarist “el resultado es lo de menos, hemos trabajado muchísimo y estamos muy orgullosos de nuestro esfuerzo. Ahora toca levantar la cabeza y seguir. He traído a este certamen una apuesta arriesgada y la filosofía de estos concursos es más bien muy clásica. No hemos querido venir a competir como todos, no hemos traído a embajadores ni príncipes (en referencia a la gran presencia institucional de los países nórdicos). Nuestros ingredientes y nuestras propuestas son colores azules, mar mediterráneo, productos de la tierra y amores de la cocina de las madres fundidos en recetas”.

El ganador de esta edición del concurso culinario Bocusse D'Or para Europa fue el chef noruego Orjan Johannssen.
El podio lo completaron el sueco Adam Dahlberg (plata) y el danés Jeppe Foldager (bronce), lo que confirmó el dominio de los países nórdicos en la tercera edición de este certamen bienal conocido como las "Olimpiadas de la Cocina".
Noruega ya logró el oro en 2008 y la plata en 2010, mientras que Dinamarca ganó en la última edición y quedó segunda en la penúltima.
Los jueces destacaron el "gran nivel" de los diecinueve equipos participantes durante la ceremonia de entrega de premios, celebrada hoy en Bruselas ante un nutrido público.
Además de España, quedaron eliminados Italia, la República Checa, Bulgaria, Alemania, Polonia y Luxemburgo.