jueves, 27 de mayo de 2010

LARRUZ, UNA REALIDAD CONSOLIDADA.

En un tratado del Reino Nazarí de Granada del siglo XV, aparece por primera vez el término "Larruz" para referirse al arroz como perfecto y saludable alimento. Con ese compromiso por el pasado y la firme apuesta por la vanguardia, el Restaurante Larruz se ha convertido en toda una consolidada realidad gastronómica en la ciudad de Alicante.

Situado en la céntrica calle Portugal, muy cerca de Maisonave, el Restaurante Larruz ha crecido y consolidado su oferta gastronómica desde unos principios sencillos pero bien definidos: las mejores materias primas de nuestros mercados, el atento, eficaz y agradable trato en el servicio, y unos precios muy, muy conseguidos. Con la buena y satisfactoria experiencia como Tapelia, el Restaurante Larruz ha iniciado un fructífero camino en solitario con el loable objetivo de seguir siendo un punto de encuentro de los buenos amantes de la gastronomía y la enología alicantina, sin perder un ápice de personalidad y estilo propio.

Una magnífica barra en la planta baja y un comedor en la superior- en el que también se puede comer o cenar a base de aperitivos y ricas tapas-, definen un cómodo y bello espacio en el que se respira todo el buen hacer culinario de las buenas gentes de Larruz con una cocina en la que combinan la tradición del sabor mediterráneo y de otras regiones españolas, con la mejor vanguardia culinaria.

Ricos aperitivos y entradas tan sus sugerentes como la "Ensalada de Pollo Crujiente, Naranja y Aliño Suave de Mostaza" o la "Ensalada Templada con Jamón, Habitas, Trigueros y Champiñón"; o tapas tan apetecibles como la "Tortilla de camarón", el "El Mojete de Bacalao con Tostas y Atún", el "Solomillo de Vieira a la Plancha con Pasta Fresca" o el "Escalope de Foie con Manzana Caramelizada", todos ellos servidos en una maravillosa unión de buenas raciones y justo precio, son la excusa perfecta para visitar Larruz.

Entradas muy especiales en barra como el "Surtido de Buñuelos de Bacalao y Centollo", la "Tosta de Solomillo Ibérico con Cebolla Caramelizada" o las "Alcachofitas Crujientes con Huevo Frito y Lascas de Ibérico", son el inicio ideal para poder continuar con las delicias de la cocina de Larruz con platos magníficamente concebidos y elaborados como la "Ventresca de Bonito con Pasta Fresca y Pimientos de Padrón" o la "Carrillera de Cerdo Ibérico con Salsa de Hongos", sin olvidar sus ricos montaditos entre los que destacan el de "Montadito de Solomillo de Ternera con Berenjena" y el "Montadito de Chistorra y Huevo de Codorniz", o sus ricas brochetas de mar y montaña. Y, por supuesto, sus arroces robados en forma de tapa, rompiendo el mito de no poder disfrutar de una pequeña degustación de arroz. En Larruz, el arroz siempre está presente tanto en tapa como en maravilloso plato a desguatar tranquilamente en su amplio comedor.

En el comedor, aparte de poder seguir con los menús de tapas para cenas o comidas y de sus especialidades de la barra, también se pueden degustar sus especialidades en forma de crepes como el de lacón y setas; los cuidados arroces tanto secos, como melosos, en caldero o como Fideuas; carne jugosas y de gran calidad como el "Solomillo de Buey con Foie y Salsa Oporto"; y pescados frescos y sabrosos como la "Carrillera de Bacalao al Pil Pil" o los "Lomitos de Salmonete con Chips de Verdura, Salsa de Foie y Crujiente de Jamón".

Una excelente oferta de postres y una cuidada y siempre renovada y actualizada bodega, completan una consolidada y firme realidad gastronómica al alcance de todos.