jueves, 20 de mayo de 2010

CALLOSA A TAULA

Desde el pasado seis de mayo y hasta el día cuatro del próximo mes de junio, el municipio de Callosa de Ensarriá se convierte en un inmenso escaparate gastronómico con el Níspero como singular protagonista.

En el ecuador de la primavera alicantina, el níspero se convierte en símbolo y perfecto embajador de todo un pueblo como Callosa de Ensarriá. Durante casi un mes la gastronomía de Callosa de Ensarriá y de gran parte de toda la provincia alicantina, se congratula de poder disfrutar del momento idóneo de una fruta, el níspero, que ha traspasado la barrera y el encasillamiento como plato de postre y se transforma, por méritos y cualidades propios, en un magnífico producto gastronómico diversificando y ampliando su uso en la gastronomía tradicional o de vanguardia.

Un brillante concurso de tapas elaboradas por los alumnos del CDT Domingo Devesa de Benidorm, fue el pistoletazo de salida para un mes repleto de buenos sabores. Siete tapas han conseguido ser las finalista (en un principio iban a ser cinco pero dada la calidad y variedad de las propuestas presentadas se amplió el número de finalistas) y tres restaurantes abriendo lo mejor de sus cocinas y trasformando el níspero en deliciosos manjares. Unos ejemplos: Restaurante Les Fonts con la "Ensalada de queso callosino, membrillo, nísperos y vinagreta de frutos secos"; Casa marcos con el "Lomo de bacalao con parmentier de sobrasada de Confrides y reducción de Nísperos"; o la Fonda Galiana con el "Tataki de atún rojo con nísperos y pimientos del Padrón"…. Así como exquisitas propuestas con el Níspero en otros locales de Callosa de Ensarriá.

Y como colofón, una comida el día 4 de Junio con la entrega del galardón Callosa a Taula al callosino Don Alfonso Grau primer teniente alcalde de Valencia, en un menú elaborado por los restaurantes participantes en Callosa a taula así como invitados de lujo como Pablo Montoro de Shamadi, gema Penalva de Villa Venecia, Dani Frías y nacho Vázquez de La Ereta, Óscar Marcos, Yarixa Montalvo y las buenas gentes de Belvedere y Taita. Todo un lujo de gastronomía con el níspero como gran protagonista.