sábado, 15 de mayo de 2010

Reflexionar siempre es hurgar en las heridas de la ignorancia, es desenterrar los olvidos obligados o es desentrañar las naturalezas, las almas y los corazones de njuestras pasiones. Por todo ello, a servidor le encanta la reflexión por que le ayuda a seguir en su desconocimiento y en la búsqueda de respuestas en formas de sencillas conclusiones.

Os debo algunas reflexiones. Estoy en ello. Palabra,