viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad Alicantina

Servidor tiene hoy su día la mar de organizado. Es Nochebuena y llega el momento de compartir cariños y amores con nuestros seres más queridos. Y servidor es un romántico en todas estas cosas, así que la mejor manera que conoce de expresar todos estos sentimientos, es cocinando y preparando la cena para sus amores. Y claro, será una cena muy, muy alicantina. Lo primero, ir al mercado y recorrer extasiado las calles de los aromas y los sabores de los buenísimos puestos que llenan nuestros mercados municipales. Compraré un poquito de Salazón de mi amigo Vicente, hueva, mojama y budellets; unos tomates de Mutxamel, un puñaico de habas tiernas para hacer con foie y perlas de morcilla; algo de embutido de Pinoso o de Tárbena, un buen jamón o lomo, algo de sobrasadas para unas tostas con el añadido de queso de paño de La Nucía y una mermelada de Nísperos de Callosa de Ensarriá como entradas frías. Mi amigo Juan tiene hoy un atún de ijada espectacular, será perfecto para el aperitivo, unas poquitas quisquillas y unos langostinos de Guardamar completarán el aperitivo con algo de nuestra huerta como unos pimientos, berenjenas y cebolla en una escalivada. De pescado no lo tengo muy claro, pero seguro que me mirarán unos ojos cristalinos de un fresco pescado que me obligarán a llevármelos a mi casa para hornearlos en una delicada rustidera llena de mar y alegría. Algo de carne creo que también irá bien, aunque un solomillito trinchado con cerezas o uvas será lo ideal. Y de postre, está más claro: dulces navideños, unos pastelitos de boniato y los mejores turrones de mi amigo Pablo. Un Lujo. Lo de los vinos también es muy fácil, de Alicante por supuesto. Ah, admito invitados. Feliz, feliz Navidad.