jueves, 6 de enero de 2011

Nuevas aperturas




Los cocineros y cocineras alicantinos siguen apostando firmemente por la hostelería provincial como motor y dinamizador de la economía de nuestra provincia, y con nuevas y reconfortantes aperturas mantienen y consolidan el buen momento de una gastronomía llena de carácter, personalidad y buen hacer.

Durante estos últimos días hemos podido asistir a las aperturas de dos nuevos locales llamados a convertirse en sendas referencias gastronómicas: un nuevo y renovado restaurante “El Burgoñon” en El Campello, y “Vuelve Carolina” del genial Quique Dacosta en la ciudad de Valencia.

El Burgoñon en el Paseo Marítimo de El Campello, después de dos exitosos años muy cerca de esta nueva ubicación, ha ampliado y mejorado sus instalaciones trasladándose a un local mucho más amplio y cómodo en el que ha incluido una gran barra gastronómica como perfecto complemento a un comedor rebosante de elegancia, espacio, buen hacer y, sobre todo, una gran gastronomía llena de la arrebatadora personalidad culinaria del cocinero Eddy Devil. Un cuidado y esmerado trato de la enología con un cava de vinos espectacular, una barra llena de lo mejor de la tradición y con la ultima vanguardia culinaria, y una cocina llena de guiños y recuerdos de la mejores técnicas gastronómicas de España y de Europa con algún toque oriental, y un maravilloso y atento servicio, confieren a este nuevo Burgoñon, un verdadero lugar de disfrute para los amantes del buen comer y del buen beber.

Vuelve Carolina es el segundo local abierto por Quique Dacosta en la ciudad de Valencia: Después de la apertura hace unos pocos meses del Mercatbar también en Valencia, el cocinero Quique Dacosta sigue apostando y confiando en trasladar todo su buen oficio con nuevos espacios en los que hacer llegar a todo el público su desbordante creatividad, su compromiso con el entorno y el producto cercano, su esfuerzo en la recuperación de los sabores y los aromas de nuestra memoria gustativa y olfativa, y su pasión por la gastronomía como vehículo conductor de alegrías y felicidades. La cocina de Vuelve Carolina sigue siempre en los parámetros de una cocina de producto, con memoria y a precios asequibles. “Tapas con toque”, como le gusta a Quique Dacosta definir estas tapas, que estarán siempre apoyadas en el producto, la memoria, pero que deja entrar guiños propios de la evolución. Y, cómo no, la gastronomía alicantina muy, muy presente. Todo un éxito garantizado.

Dos nuevos espacios en los que Alicante, sus cocineros y su gastronomía siguen sumando y cosechando esperanzas y seguros éxitos de un futuro que se presenta muy, muy prometedor. Bravo.