viernes, 14 de enero de 2011

El Restaurante César Anca se traslada a la Explanada.


EL cocinero César Anca ha cerrado y traslado su restaurante homónimo desde su anterior ubicación en el Centro Bulevar enfrente de la Diputación Provincial, a un nuevo espacio que viene a ampliar su famosa y reconocida Barra de César Anca en la alicantina Plaza de Gabriel Miró, y que situará la buena gastronomía de César Anca en pleno Paseo de la Explanada de Alicante. César Anca es un cocinero que llena sus creaciones de un carácter muy singular. Elaboraciones llenas de verdad y honestidad gastronómica, llenas de calidad, sabor y delicadeza. La cocina de César se asienta en la base del producto como protagonista, y en la vanguardia como compañera del producto en una obra en la que el sabor es el hilo conductor de las emociones.

Después de casi catorce años al frente de uno de los primeros y más singulares restaurantes de autor y de alta gastronomía de la ciudad de Alicante, César Anca ha liquidado una etapa profesional para centrarse y dedicarse plenamente a un nuevo proyecto que nace desde el embrión y el éxito de la barra de César Anca, en el que la gastronomía va a recuperar y afianzar toda la gran sabiduría culinaria, toda la pasión y el compromiso con los aromas y los sabores, y toda la creatividad y el buen hacer de César Anca para deleite de su fiel clientela. Un proyecto que verá la luz maravillosa de la Explanada en apenas un mes y medio, y que está llamado a convertirse en una muy importante novedad gastronómica en la ciudad de Alicante. En este nuevo proyecto se van a unir, literal y físicamente, la barra de César Anca con el restaurante César Anca en un espacio conjunto en el que su oferta gastronómica se ampliará con un confortable comedor en el que la cocina de César será la protagonista, reservados en piso superior con inmejorables vistas de la fachada litoral alicantina, la ya famosa Barra en el que la gastronomía en miniatura y las mejores tapas encuentran su cobijo, y una terraza en plena Explanada alicantina que se convertirá sin duda en lugar obligado para disfrutar de las tapas, la gastronomía de César, los aperitivos o las mejores copas y cócteles, y que pretende dinamizar y renovar el tan alicantino, y hoy en día un poco decaído, Paseo de la Explanada. En este nuevo proyecto la diversidad, la innovación, la consolidación, y la recuperación son las palabras y las actitudes que marcan un sueño gastronómico que pretende diversificar en oferta y servicios- como la barra, el restaurante, la zona de copas, la terraza…-; innovar desde el respeto a la tradición en una gastronomía y creatividad que no descansan; consolidar una gastronomía sincera y honesta; y recuperar una zona emblemática como es el Paseo de la Explanada de Alicante.

Como si de una combinación en un plato de la sal y el azúcar, la salada tristeza del cierre del Restaurante César Anca se convierte en dulce alegría con su traslado a la Explanada Alicantina. Enhorabuena y suerte.