jueves, 16 de diciembre de 2010

REPOSTERÍA NAVIDEÑA ALICANTINA

La Navidad es tiempo de azúcar, de miel, de harinas, de huevos, de pasas, de almendras, de nueces, de avellanas, de boniatos, de frutas escarchadas… de ricos y deliciosos dulces de la variada repostería navideña provincial.

De norte a sur y de este a oeste, toda la provincia alicantina se convierte durante estas fechas navideñas en un dulce escaparate de la mejor y más variada repostería.

Desde el convento de las monjas de Orihuela hasta Jávea, Ondara u Oliva, pasando por el Alacantí, las Marinas, el Vinalopó, la Vega baja, las comarcas del interior o el extenso litoral alicantino, mil dulces sabores convergen en deliciosas elaboraciones de repostería y de dulces navideños repletos de sabor a tradición.

Desde la tradición de la variada repostería árabe que se refleja claramente en los nombres de muchas de nuestras especialidades hasta los últimos y vanguardistas dulces actuales, la repostería navideña alicantina ha bebido y se ha empapado a lo largo de toda su historia de las diferentes culturas de los pueblos que han habitado nuestra provincia. El uso de las harinas, las mieles de la montaña, los frutos secos de nuestros campos y los productos de nuestras granjas como la leche o los huevos, han conferido una carácter muy, muy tradicional a nuestra repostería.

Especialidades navideñas como los almendrados con las almendras como protagonistas junto a los huevos, el azúcar, la canela y la ralladura de limón; los ricos buñuelos; las perusas de Pinoso; las peladillas de Alcoy; los mantecados de Alcolecha; los dulces con Nísperos de Callosa de Ensarriá; los pastelitos de boniato que unen la dureza de la tierra con la amabilidad de los azucares o las harinas de cereales; las almojábanas de Almoradí; el Pastís de Nadal de Muro de Alcoy; los sequillos de Castalla; los troncos navideños de los valles del interior, o las yemas de Villena, componen todos ellos un delicado y tradicional banquete navideño con lo mejor de nuestros dulces y de nuestra mejor repostería navideña.

Una dulce repostería navideña que llena de sabores y aromas, y de paz y felicidad, a toda una provincia que se abre a la Navidad cargada de esperanza por un nuevo año repleto de alegría.

Feliz y dulce Navidad