jueves, 25 de marzo de 2010

UN OASIS GASTRONÓMICO EN EL PARAÍSO

Sí, es cierto, el paraíso terrenal existe. Y lo mejor de todo, es que lo tenemos en Alicante, concretamente entre Benidorm y Altea en la zona de El Albir. Es el Sha Wellness Clinic, un espacio maravilloso donde reina la sensación de felicidad, salud, alegría y bienestar por doquier. Un lugar privilegiado donde perderse del mundo y donde encontrar las maravillas del mundo interior de nuestros sentidos y, lo más importante, donde aprender una saludable nueva forma de vida. Todo un logro que las buenas gentes del Sha consiguen a diario, derrochando amabilidad, simpatía, cuidados y cariños. El bienestar realmente empieza en nuestros sentidos, nuestra vista se relaja con el mar y la montaña con colores pasteles y delicados en unas exquisitas instalaciones; donde nuestro oído recupera la paz a través de músicas relajantes y el sonido placentero del discurrir del agua; donde los aromas del campo y del mar se unen al incienso; donde los masajes y las terapias orientales nos descubren el placer del tacto; y donde el gusto reconforta nuestro cuerpo con sabores esplendidos llenos de delicados toque de autor y con texturas y sabores que rompen el equivocado tópico de que la comida sana no es sabrosa. Un logro conseguido por el buen hacer del chef Pablo Montoro quien, con una dilatada experiencia en El Bulli o en Martín Berasategui, reinventa y actualiza la cocina macrobiótica con una inmensa creatividad y con una espectacular puesta en escena donde cada plato es un homenaje al bienestar.

Dentro del paraíso del Sha, se encuentra el oasis gastronómico del Restaurante Shamadi (reconocido con el premio a la "mejor tendencia gastronómica" del exclusivo Salón Millésime). Un espacio abierto a todo el mundo- se puede ir a comer o cenar sin tener que estar alojado-, y en donde podemos descubrir lo mejor de la cocina sana y saludable con sugerencias tan apetecibles y reconfortantes como su reconocido y sorprendente gazpacho andaluz que sustituye el tomate por miso y loto, consiguiendo un efecto depurativo a nuestro organismo sin perder un ápice de sabor y textura. O elaboraciones tan sugestivas como sus snacks: "Môet & Chandon-caviar organic", "Bonsái de colmenillas y trufa", o la "Espuma caliente de arroz con bogavante"- francamente, deliciosa-. Las Mini tapas son una pequeña demostración de complejidad y sabor como la "Crema de remolacha, coco, lima y coliflor con tartar de gamba" o el "Carpaccio de salmonetes, suflados de cereales y tempura de pétalos". Los pescados son de una frescura inigualable y consiguen con elaboraciones sencillas, acercarnos todas sus cualidades en platos como el "Emperador confitado con tempuras de algas" o el "Atún trinchado y planchado al momento con rissoto de setas". En el restaurante Shamedi los postres son sanos y equilibrados, sin azucares ni grasas pero con todo su sabor como la "Infusión de frutos rojos con tapioca, frutas y verduras" o el "Coulant de pistachos, helado de jengibre y migas de galleta". Para acabar nada mejor que recibir la delicada ceremonia del té, espectacular.

La gastronomía sana y delicada unida a la mejor tradición oriental del bienestar, en un oasis gastronómico en el restaurante Shamadi dentro del paraíso terrenal del Sha Wellness Clinic. Una verdadera y gratificante experiencia abierta por y para todos.