jueves, 2 de octubre de 2014

Los premios de la @acadgastrocval


 La Academia de Gastronomía premiará en su X Aniversario
a 10 grandes del mundo de la restauración de la Comunidad Valenciana

La Junta de la Academia de Gastronomía de la Comunidad Valenciana se reunió el pasado lunes, 29 de septiembre, para nombrar a las personas o proyectos más destacados en el mundo de la gastronomía de la Comunitat a quiénes la academia premia anualmente. Coincidiendo con el Decimo aniversario la academia ha decidido entregar diez premios.
La entrega de los premios año 2014 de la Academia, tendrá lugar el viernes 23 de enero de 2015 en Alicante, en el nuevo Restaurante Populi Bistro de la familia Castello en un importante evento que supondrá, un año más, la reunión de lo más granado del mundo gastronómico, pero también del socioeconómico, dado el peso de la gastronomía en el turismo y la economía de la Comunidad Valenciana.

“Como presidenta me gustaría definir estos premios como unos premios muy especiales: coinciden con nuestro  X Aniversario, son unos premios que están ya consolidados, y este año especialmente, nos hemos fijado más si cabe, en  las personas, en la aproximación al territorio, en el especial significado de cada uno de los proyectos. Creemos que hemos conseguido reflejar  muy bien todos los valores que hemos procurado transmitir a lo largo de estos años”, comenta Cuchita Lluch, presidenta de la Academia.

Y los Premios de la Academia de Gastronomía de la Comunidad Valenciana 2014 son:
Premio a la Trayectoria: Juan Moll
Premio a la Excelencia: Mercado Central Valencia
Premio Periodismo Gastronómico: Lluis Ruiz Soler
Premio Cocinera: Begoña Rodrigo
Premio Otra Forma de Comer: Restaurante El Portal
Premio Panadero: Jesus Machi
Premio Emprendedor: Héctor Molina els3elements
Premio Cocteleria: Mes que Barmans
Premio Camarero: Jesus Mirapeix de Vuelve Carolina
Premio al Proyecto: Wikipaella

La Junta de la Academia, quiere destacar que es la primera vez que se entrega por su parte, el premio al camarero, al panadero , a la cocteleria, al periodismo gastronómico o al emprendedor como recuperación del territorio, abriendo de esta manera los premios a todas las artes que forman parte de una gastronomía de calidad, en el más amplio sentido de la palabra.