martes, 15 de junio de 2010

TRADICIÓN Y VANGUARDIA.HOGUERAS



La gastronomía alicantina se convierte durante las Hogueras en toda una fiesta de sabores y aromas. Nuestra ciudad vibra con sus fiestas, la felicidad y la alegría campan por doquier, es la fiesta de Alicante y toda nuestra ciudad se convierte en un hervidero de pasiones, de sentidos encontrados y de buenos y delicados manjares para goce y disfrute de todos los alicantinos y de los miles de visitantes y turistas que acuden a nuestra ciudad buscando lo mejor de nosotros. Toda nuestra generosidad será nuestro mejor valor y nuestro mejor estandarte de una ciudad gentil, buena anfitriona y poseedora de una singular gastronomía que une la tradición y la vanguardia de una manera sutil, elegante y sin estridencias para deleite de todos.

Las hogueras son un punto de encuentro durante seis días intensos. Encuentros de amigos, de compañeros de racó o de hoguera, de familia, de turistas con nuestra ciudad, y de tradición y vanguardia. La gastronomía de nuestras hogueras también se ha visto inmersa en el boom gastronómico nacional y provincial. Alicante se ha convertido, por trabajo y méritos propios, en el tercer destino gastronómico nacional y las hogueras son el mejor escaparate de nuestra firme apuesta por la vanguardia gastronómica desde el respeto por nuestra rica tradición culinaria.

Dos especialidades de hogueras y dos versiones: la coca en tonyna y el soparet alicantí.

La coca en tonyna es una de las especialidades gastronómicas más típica y demandada de nuestras hogueras. No hay racó, barraca, hoguera o establecimientos de hostelería que no elabore o se provisiones de las preparadas por nuestros maestros panaderos o reposteros de Alicante. Una receta tradicional que nuestras panaderías elaboran desde siempre con todo su sabor y delicadeza, y que las buenas gentes de la Ereta con Dani Frías y Rafa Molina, han adaptado y modernizado con una coca en tonyna muy vanguardista y sugerente añadiéndoles las uvas de Vinalopó y sirviéndola en una copa de coñac disponiendo en el fondo la cebolla, encima las lamas de Atún , a un lado los trozos de masa, unos piñones, las uvas y cubierta con el aire de anís para terminar ahumándola y tapándola para que al destaparla percibir todos su ricos aromas. Todo un derroche de vanguardia y de respeto por la tradición.

Y el soparet alicantí. Toda una perfecta unión de la tierra y el mar, de la huerta y de los sabores de siempre, combinados en una tradición que nos acompaña en nuestras cenas de las Hogueras. Tomates de Mutxamel, patatas, ñoras de Guardamar, anchoas de bota y sabrosos huevos fritos. Un lujo de sabores obligados a compartir y que también tienen su visión más vanguardista. En el restaurante la Ereta han convertido el soparet alicantí en un plato de referencia gastronómica a nivel nacional. Una renovada y vanguardista elaboración que aúna el esfuerzo de Rafa Molina y de Dani Frías por mantener y actualizar lo mejor de nuestra cocina tradicional. Un soparet alicantí en el que todos sus elementos se unen en una espectacular simbiosis de aromas y de ricos sabores alicantinos sin perder un ápice de tradición.

La tradición y la vanguardia viajan de la mano durante las Hogueras alicantinas en un recorrido muy apetitoso. Buen provecho.