miércoles, 19 de junio de 2013

Futas y verduras para "quemar" las Hogueras¡¡¡

Durante las Hogueras alicantinas los campos y las huertas de nuestra provincia se convierten en los perfectos proveedores de nuestra más rica y variada selección de frutas y verduras con las que complementar nuestros sabrosos menús de Hogueras. 
La provincia de Alicante en general y la ciudad de Alicante en particular, son dos de los lugares de España en los que mayor número de frutas, verduras y hortalizas se consumen, como bien saben en Mercalicante, que es el mercado mayorista de frutas y verduras de la ciudad.

Con la cercanía de los campos y las huertas además de con la enorme y gran tradición en el consumo de frutas y verduras, la cocina fogueril se abastece durante estos primeros días estivales de los más frescos y más sabrosos productos que la agricultura provincial cuida y mima para llenar nuestras mesas y ayudarnos a completar y regular los excesos de nuestras comidas y cenas de las Hogueras.
Las obligadas brevas que acompañarán nuestro almorsaret alicantí junto a la inigualable coca en tonyna, las sabrosas y diminutas peritas de San Juan que consumiremos a lo largo y ancho de cada jornada fogueril y que mantendremos en agua y hielo para que estén tersas y fresquitas, junto a las sandías o los melones de los campos de Carrizales de la vecina ciudad de Elche, además de las frutas de temporada como los primeros albaricoques, las ciruelas, las nectarinas y los melocotones, la gran despensa de frutas y verduras será la compañera ideal y necesaria en el apetitoso periplo gastronómico fogueril.
Pero también las Hogueras son el tiempo perfecto en los que disfrutar de dos de nuestros productos alicantinos más famosos y reconocidos como son las cerezas de las Montañas de Alicante y los nísperos de Callosa d´Ensarriá, ambos poseedores de sendos Consejos Reguladores de Denominación de Origen Alicante. Aparte de las frutas, las verduras y las hortalizas son imprescindibles en las mesas de las Hogueras o de los racós en los que las familias, los amigos y miles de alicantinos alegran sus cansados estómagos durante los ajetreados días de desfiles y pasacalles. Tiempo de calabacines, de berenjenas, de las mejores lechugas o coles, de alficoces, de pepinos, de zanahorias y sobre todo, de los ricos y dulces primeros tomates de temporada de Alicante. Dos tomates, un buen aceite, algo de salazón y un casero y crujiente pan de hogaza, serán los sencillos ingredientes con los que disfrutar de un buen almuerzo alicantino. Tan rico y tan sencillo. Pero realmente el valor añadido que cobran las frutas y las verduras durante estos días de grandes comidas y cenas, es en su capacidad de aportar grandes cantidades de nutrientes a nuestros organismos que contrarrestarán y nos ayudarán a quemar y regularizar todos esos obligados excesos que afrontamos con alegría y entusiasmo.