jueves, 16 de febrero de 2012

Presentación de V Mostra Gastronómica de Benissa





Me van a permitir que antes de nada les muestre mi personal agradecimiento por permitirme compartir una pasión que nos une a todos, la gastronomía. De corazón mil gracias. Hablar, glosar o reflexionar sobre la gastronomía es algo que a todos nosotros nos evoca alegría, sentidos y sensaciones recuperadas, nostalgias de recuerdos, o mil placeres por descubrir. Pero ante todo, la gastronomía entendida como un hecho social y cultural, es unir y compartir. Unir voluntades y compartir ilusiones. Y sin duda, Benissa y sus gentes dan buena fe de ello. Bravo.

La gastronomía alicantina se ha convertido por meritos propios en un claro referente turístico de  Alicante y de su provincia. Con un trabajo cuidado, entusiasta, delicado y lleno de ilusión, nuestros organismos públicos, el patronato de Turismo de la Costa Blanca, la Diputación Provincial de Alicante, los ayuntamientos y demás entes municipales y locales, junto  a las diferentes asociaciones gastronómicas, profesionales de la restauración, consejos reguladores, hosteleros y todos los que componen el sector turístico provincial, han situado a la gastronomía en el vagón delantero de la promoción turística nacional e internacional.

Con una delicada, singular, tradicional y vanguardista cocina, Alicante se abre de par en par al mundo del sabor con un paso decidido y firme basado en unos pilares muy definidos: La relevancia de nuestros restaurantes y profesionales de la cocina en los círculos gastronómicos nacionales e internacionales, la apuesta firme de los altos dirigentes turísticos por la gastronomía como referente turístico, la difusión y promoción de los productos alicantinos autóctonos y de los vinos de la DO  Alicante,  y la convicción plena de todos los actores principales de la restauración y hostelería provincial, en la importancia de la cocina, el servicio, la calidad y la innovación culinaria como valores y referentes turísticos de nuestra provincia.

La incursión de los restaurantes y hoteles de nuestra provincia en las mejores guías gastronómicas nacionales e internacionales, el reconocimiento de nuestros cocineros y cocineras con las estrellas Michelin, la participación de nuestros profesionales de la cocina, el servicio o la enología en los principales foros y congresos de todo el mundo, han situado a la gastronomía alicantina en el grupo de cabeza  del turismo gastronómico y a la promoción de nuestras especialidades culinarias, en un nuevo atractivo  para el visitante y turista de nuestra provincia.

La cocina tradicional y de vanguardia, el servicio atento, cordial y eficaz, los productos alicantinos y los buenos restaurantes y profesionales de la cocina y la sala, son el mejor activo de una provincia que aporta al mundo una cuidada, delicada y singular gastronomía como referente de un turismo de calidad, lo que le augura un sincero y prometedor futuro. Turismo y gastronomía, una perfecta unión que encuentra en Alicante el mejor lugar para vivir su idílica convivencia.
Todas estas realidades se plasman perfectamente en la apuesta firme de Benissa por su gastronomía, por sus platos tradicionales, por sus profesionales de la restauración y la hostelería, por sus vinos, por sus productos propios, por la recuperación y divulgación de sus mejores platos y de sus más tradicionales elaboraciones, y  por supuesto por su pueblo y sus gentes, quienes a fin de cuentas son los beneficiarios de todo ese trabajo e ilusión.
Unir y compartir no es tarea fácil, se han de dar muchos factores para conseguir el éxito. Vosotros, todos, lo habéis conseguido y es algo por lo que debéis, y seguro que estáis, orgullosos por ello. La unión de voluntades nace desde el respeto por las singularidades propias, se asienta en la ilusión del fin común, y se refleja en el éxito compartido. La Mostra gastronómica de Benissa, lo consigue. De nuevo, enhorabuena.

Permitirme ahora que me convierta en viajero, que mis palabras sean un recorrido entre vosotros, y que mis sentidos viajen entre vuestras calles disfrutando de vuestro trabajo y de vuestra ilusión. Antes de emprender mi viaje, nada mejor que volver a releer al maestro Bernat Capó. La humildad de sus palabras, su compromiso con su pueblo, su verbo costumbrista y alegre, son el mejor preludio de un viaje  a través de los sabores y los aromas de Benissa:
“I aquí som. De bell nou el viatger s’endinsa pels camins que antany trepitjaren
els moriscos tafanejant pels pobles i els camps, per la història i els costums,
fent xarrades amb vells i joves, palpant pedres centenàries, escoltant les encisadores
passades dels ocells a la matinada, i sempre, i en tot moment, mirant
amb ulls enamorats el paisatge meravellós i tan nostre”
El viajero empezará su viaje de diez días el fin de semana del 2, 3 y 4 de marzo en el marco incomparable del Taller de Ivars con degustaciones de la mejor gastronomía benissera, y con una especial cata de Vinos de la Do Alicante patrocinada por su Consejo Regulador maridada con los mejeros embutidos caseros,  junto a un Cóctel Show protagonizado por el Café tropic. El viajero también podrá recorrer los establecimientos y las bodegas de la localidad que han aportado su buen hacer en forma de seleccionadas tapas o de especiales vinos para disfrute de todos. Así por ejemplo, en el Bar coral Beach degustará el Boquerón frito con melón caramelizado; en La cultural, el  All i pebre d’anguila; en la Xarradeta, la  Ensalada de pulpo con patata y rúcula; en el bar restaurante tapas Vizcaíno, el Mollet de morcilla y queso de cabra; en El Trinquet, el Magro con tomate, en Costa Blanca Party Service, las Tortitas de embutido de Benissa con macedonia de peras; en l´Orenga, las Albóndigas con salsa de almendra; en Ca Emilio, el Suquet de bacalao; en la Tasca Trento, la Tosta de pulpo caramelizado con pera confitada al Pedro Ximénez; o las buenas especialidades del supermercado Pepe La sal. Mil sabores y mil maneras de entender y compartir la gastronomía de Benissa en un cercano mosaico de sabores autóctonos.
Pero también los vinos están muy, pero que muy presentes. El Concurso de Vinos de Benissa es un referente nacional de la promoción y la divulgación de la enología local. Su repercusión es inmensa y se ha convertido en todo una fiesta para los aficionados del mundo de la enología.
También las tiendas y las bodegas de la localidad se abren al mundo del sabor con degustaciones populares a precios la mar de asequibles. Así por ejemplo, el viajero podrá degustar grandes vinos en las Bodegas del mediterráneo o en el supermercado la Botiga del Vi. Pero el compromiso de las gentes de Benissa se le muestra al viajero con especialidades de panadería y repostería en la Panadería Dulcipan donde las cocas caseras serán el mejor alimento para su peregrinaje por las bondades gastronómicas de Benissa, donde también podrá hacer una parada para retomar fuerzas en el café tropic. Un fin de semana intenso que es, sin duda, un verdadero ejemplo de esa unión de voluntades desde el respeto por las singularidades propias de cada establecimiento. De nuevo, bravo.
El viajero, como bien le recuerda Gabriel Miró “viaja para sentir”, y afronta un viaje placentero por ocho templos gastronómicos de Benissa en los que poder sentir y gozar con su buen hacer.
Así el viajero podrá disfrutar Casa Cantó,  restaurante familiar avalado por más de 30 años buen hacer y unos grandes embajadores por todo el territorio nacional de su singular gastronomía en la que prima sobre todo, la calidad del producto y el respeto por las tradición culinaria local. En su propuesta el viajero disfrutará con el Bollo de dacsa con verdura y jamón ibérico o con el Bacalao confitado con aceite de almendras.
Muy cerca, a escasos metros, Casa Eusebio que mezcla tradición y originalidad en una amplia variedad de tapas y entrantes sus propuestas para el viajero serán entre otras, el Timbal de morcilla gratinada con jamón o como plato fuerte y deseado, el arroz benissero seco.
Ya saliendo del núcleo urbano de Benissa, El restaurante Al zaraq ha sabido a la perfección unir un estilo propio con el respeto por lo cercano, su menú es todo un ejemplo de fusión y el viajero probará y se deleitará con de allá y de de acá como el Tajin de coquelet (picantona) con crujiente de boniato y pasas
A poca distancia de este último la Casa del Maco caserío rústico del siglo XVIII de gestión belga, cuya especialidad es la cocina francesa con toques mediterráneos y que ofrecerá al viajero una reconfortante Sopa de calabaza con naranja y coulis de cebolla o una Presa de cerdo Ibérico con arrope de tomate, verduras de la zona y salsa de
pimienta roja.
En el Club náutico de Les balsetes el viajero conocerá el Restaurante Timón, y con el mar como testigo y perfecto acompañante, saboreará especialidades como los Rollitos de lenguado rellenos de camarones, salsa de bogavante y cangrejo de río, o el Filete de rodaballo al aroma de azafrán y verduras de temporada
 Ya de vuelta al centro histórico de Benissa, el restaurante Bon gust acercará al viajero sabores puros del mar y la montaña como, por ejemplo la zarzuela de pescado de la bahía, o el Arroz meloso de pollo campero con costilla, conejo, alcachofa y habitas tiernas


En el Restaurante la fonda, el mediterráneo volverá a remover los sentidos del viajero con una singular caldereta de Rape.
Pero el viajero es constante y continuará  su periplo por el Restaurante Tasca Trenco  y gozará con la Piruleta de gamba y Foie, o se endulzará con la tarta de queso miel y almendra caramelizada.
El viajero es totalmente feliz. Su viaje está cerca, ahora su paciencia y su espera se llena de nuevo con las palabras y los libros de su admirado y querido Bernat capó. Terra de Cireres o el Costumari valenciá serán sus compañeros durante los días previos en los que su alma y su espíritu se harán benisseros totalmente.

Ahora el viajero le devuelve el testigo par quien humildemente les habla.
No quiero terminar sin antes volver a demostraros mi admiración por vuestra Mostra Gastronómica. Esa unión de voluntades que habéis conseguido es toda una declaración de intenciones, una realidad de presente y claro reflejo de que el futuro es de todos. Muchas gracias.