jueves, 21 de enero de 2010

FITUR, UNA FERIA CON MUCHO SABOR

Servidor siempre es positivo, y aunque la primera jornada del pasado miércoles en Fitur -nuestra más importante feria turística nacional- estuviese marcada por la poca afluencia de negocio y de profesionales dispuestos a conocer y disfrutar de las ofertas turísticas de nuestra provincia, servidor cree que a buen seguro se animará los días venideros y el buen trabajo de nuestros representantes institucionales y privados se verá recompensado y plasmado en el mantenimiento de nuestra provincia en los primeros puestos del turismo nacional e internacional.

Servidor cree que tenemos muchísimo que ofrecer y, lo que es más importante, sabemos y creemos en lo que debemos mostrar, el cómo y para quién. Todos nuestros activos turísticos están, de una mejor o peor manera, representados en Fitur pero, sin duda, la gastronomía se ha convertido por meritos y reconocimientos propios, en uno de esos mayores valores con los que contamos en nuestra provincia. Una gastronomía alicantina que se va abriendo con paso firme y decidido al mundo del sabor con una marcada personalidad, con una inagotable creatividad y con una variedad y calidad inmejorables. En los diferentes stands de Fitur, en cualquier pequeño o gran municipio, podemos encontrar folletos gastronómicos, guías de restaurantes, recetarios o demostraciones y degustaciones prácticas de las gastronomías locales y provinciales. Jijona con su turrón, Pinoso con su "Mostra de Cuina del Pinós", los pueblos de la Marina con la Guía Gourmet 2010, Muchamiel con "Gastronomia tot l´any", Almoradí con su muestra gastronómica "Lo Mejor de la Huerta", la "Guía gastronómica de Benissa", "Xabia al Plat", Teulada y Moraira con su "Gastronomía"… y un sinfín de propuestas complementadas con la presencia de los vinos alicantinos en la mayoría de los stands. Pero Fitur es mucho más y la gastronomía se convirtió en el primer acto del stand de la Costa Blanca con la presentación en sociedad del próximo Congreso "Lo Mejor de la Gastronomía" con una didactica, aunque escueta por falta de medios, elaboración de un plato y un postre de dos genios como Quique Dacosta y Paco Torreblanca y la amena presentación de la importancia de los vinos alicantinos por el siempre claro y apasionado Pepe Mendoza, acompañándoles la amable y sabrosa presencia del incombustible Vicente Leal con sus magníficos salazones y los restaurantes del Club Blanc con una magnífica degustación bajo la siempre eficaz dirección del bueno de Jesús Muñoz de Maestral. Pero hay más, Elche ha programado los tres primeros días de la feria un recorrido por sus mejores tapas como el "Mollete de Pipes y Carases", las "Delicias de Elche" o el "Helado de Dátil" con los vinos de Bodegas Faelo, Orihuela con un maravilloso "Arroz en Costra", Alicante con su ya clásico carrito de los helados y con el genial Miguel de El Cantó derrochando simpatía y buen hacer, el hotel Villa Venecia de Benidorm con una delicada muestra de su buena gastronomía realizando un maridaje de sus platos con David Oñate de Vins del Comtat, o un show cooking de las buenas gentes de la Red de CDTS elaborando nuestros más representativos arroces… Todo un abanico de sabores que demuestran la importancia que la gastronomía ha adquirido en nuestra oferta turística y como servidor sigue siendo siempre positivo, espera que el activo de nuestra gastronomía alicantina nos ayude, nos refuerce y nos guíe por los malos momentos económicos y que con esfuerzo, trabajo, dedicación, unión e ilusión sigamos consiguiendo estómagos felices y corazones alegres. Reflexionemos.