lunes, 21 de septiembre de 2009

GASTRONOMÍA A LA BARRA

La ciudad de Alicante se abre de par en par al mundo de los sentidos gastronómicos con todo su saber y su buen hacer con la base de las mejores materias primas de su mar Mediterráneo, de sus huertas y de la tradición de las mejores de las cocinas y elaboraciones culinarias de tierra adentro.

Las innumerables y variadas barras alicantinas son un singular y auténtico escaparate de los mejores productos de nuestra "terreta". Desde nuestro mar los deliciosos "calamares de potera", la rica sepia de nuestra bahía a la plancha o en salsa, el espectacular "atún de ijada", los sabrosos y fresquísimos mariscos como las dulces quisquillas, las espectaculares gambas rojas, las riquísimas cigalas a la plancha o frititas con ajetes, las canaillas, los mejillones de roca… junto a los mejores pescados como la "llampuga", el clásico "lluset", la "morena", el rape, los salmonetes de roca, el pasamar o la lubina o dorada para preparar a la sal en rustidera…Todo un abanico de posibilidades culinarias para poder combinar con lo mejor de nuestra huerta como los dulces y sabrosos "tomates de Mutxamel", los pimientos de nuestra vega, las alcachofas o las ricas frutas como los melones o las sin par de sabor, sandías. Toda una amalgama de sabores que se unen en elaboraciones tan ricas como la famosa "pericana", el "aspencat", la ensalada de salazones con hueva de atunarro o de maruca, la singular mojama de almadraba, el bacalao o el pulpo seco y que se combinan junto a los mejores embutidos de nuestra montaña como preludio de los mejores arroces de nuestra tierra como el "abanda", el "arroz de sepia y verduras", el de "conejo y atún" del maestro Varó o el personalísimo "arroz con pata" o los ricos guisos del mar como las "calderetas o llandetas" o las "olletas" de nuestra montaña.

Todo un lujo de sabores que la ciudad de Alicante ha sabido combinar con su carácter hospitalario como buena anfitriona con las cocinas de otras partes de España o del mundo como las clásicas "tabernas" que colman nuestro ambiente gastronómico con toques andaluces con platos como los "molletes", las "tortitas de camarones" el rico pescado en "adobo"… o las tabernas vascas en forma de "pintxos" o de ricas carnes.

Alicante una ciudad perfecta para gozar y disfrutar con lo mejor de la gastronomía.