domingo, 31 de octubre de 2010

Sabores encontrados. La cocina árabe y cristiana.

Sabores encontrados. La cocina árabe y cristiana.
Hoy martes arranca en la ciudad de Elche la primera de las tres Jornadas de Hermanamiento de la Cocina Árabe y Cristiana dentro del marco de las jornadas previas al Congreso Lo mejor de la Gastronomía. Durante tres días Elche se convertirá en la capital internacional de los sabores y ejercerá de perfecta anfitriona en el encuentro y hermanamiento de las dos cocinas más influyentes en la historia de la gastronomía española: la cocina árabe y la cocina cristiana.
Con una historia complementaria y paralela en sabores, la cocina árabe y la cristiana han viajado por el camino de los fogones españoles unidas en armonía, respeto, tradición y usos comunes. Todo el arco mediterráneo es un maravilloso escaparate de conceptos gastronómicos con el denominador común de una cocina basada en el producto cercano y elaboraciones similares. Desde oriente Medio hasta las costas andaluzas, la cocina ha traspasado las fronteras políticas para instaurarse como un estrecho lazo de unión entre los pueblos, como un nexo común de amistad alrededor de las mesas de tres restaurantes ilicitanos con cuatro los más reconocidos chefs de la gastronomía árabe procedentes del Líbano, Siria y Turquía, y siete de nuestros mejores cocineros provinciales.
El primero de estos encuentros de hermanamiento de las cocinas árabe y cristiana se celebra esta noche en las instalaciones del Restaurante Dátil D´Or con un suculento menú de ocho platos con la participación de los cocineros Joe Barza del “Chase” y Charles Azar del “Four Seasons”, ambos del Líbano; Mohammad Orfali de”Casual Dining” de Siria y Suat Sakar del “Yate Heisa” de Turquía, así como por Kiko Moya de “L’Escaleta”, Daniel Álvarez de “Dalúa”, Jesús Gómez Bedoya del “Huerto del Cura”, María José San Román “Monastrell”, Mari Carmen Vélez “La Sirena”, Susi Díaz “La Finca”, y los anfitriones Julián Marín y Diego Cutillas del “Dátil d´Or”.
Tres ocasiones únicas para unir en elaboraciones llenas de sabores los productos propios de las cocinas árabe y cristiana como los frutos secos, las hortalizas y verduras, el arroz, las especias, las frutas o nuestros magníficos pescados y carnes, . Sugerencias tan apetecibles como la “Ensalada de sémola con pasta de chile de Alepo y pimentón mezclada con dados de tomate y cubierto con melaza de granada y chiffonade de cebolleta”, el “Lomo de mabre sobre berenjena frita, aceite de pepino y salazón y polvo frío de escabeche”, el “Langostino con dátil, naranja, miel de azahar y aceite de oliva”, o el “Yogur con higos y albaricoques semiconfitados, helado de chocolate al jazmín y turrón de almendras con pistachos”.
Mañana miércoles los chefs trasladarán y demostrarán sus habilidades en el restaurante “Els Capellans” del Hotel Huerto del cura” y el jueves será el turno del Restaurante “La Finca”. Además, cada velada será amenizada con música y poesía y contará con una breve introducción histórica y una exposición sobre elementos gastronómicos.
Un arranque de lujo que nace desde la unión de los pueblos gracias a la gastronomía y que sirve, según comenta Kiko Moya de La Escaleta: “para recuperar y reivindicar las raíces árabes de nuestra gastronomía, ya que nuestra cocina es fruto de este legado”. Todo un logro.