sábado, 7 de marzo de 2009

VA POR VOSOTRAS

Para servidor el Día de la Mujer Trabajadora es un motivo de alegría, de gozo y de felicidad plena y quiere aprovechar la oportunidad que le brindan desde esta humilde columna, de expresar su admiración, su gratitud y el merecidísimo reconocimiento y homenaje para todas aquellas mujeres con las que he tenido la suerte de poder compartir duras jornadas de trabajo y de las que tanto he aprendido, con las que servidor se ha emocionado al probar un guiso de escándalo, con las que he compartido y disfrutado de saberes culinarios, con los trucos que compartían y me enseñaban, como si de un gran secreto se tratara, nuestras abuelas, con las nuevas cocineras súper preparadas que a diario copan los más altos áticos del rascacielos gastronómico derrochando una desbordante imaginación femenina, con nuestras madres, esposas, abuelas o hermanas quienes a diario, casi sin tiempo para ellas, han preparado de unas manera delicada y cariñosa la comida de toda la familia; con todas las mujeres que trabajan y se esfuerzan a diario en conseguir sus metas, en preparar los mejores platos del mundo, en hacerse un hueco en el mediático mundo de los "cocineros" televisivos, con las mujeres valientes que no desfallecen en la desigual pelea por los puestos más altos de un restaurante o un hotel, con las preparadísimas y eficientes camareras que sonríen a la vida en su trabajo y quienes nos alegran nuestro día a día…

Gracias de corazón a todas, va por vosotras. Reflexionemos