miércoles, 30 de enero de 2008

SAKACORCHOS, WINE BAR

La afortunada evolución de los conceptos hosteleros nos alegran nuestro día a día particular con el descubrimiento de nuevas apuestas y realidades gastronómicas. El concepto de "wine-bar" se basa en locales donde el vino es el hilo conductor y el personaje principal de una narración de sabores. En el " Sakacorchos" ,en nuestra alicantina Rambla de Méndez Núñez casi ya en Alfonso el Sabio, podemos disfrutar de una nueva oferta de bar en donde degustar una cuidada y constantemente renovada carta de vinos por copas y una selección de nuevas tapas y aperitivos junto a una carta con platos de caliente y especialidades muy apetitosas.

Un detalle que nos da una clara opinión y nos define a "El Sakacorchos", es tener su carta de vinos por copas con más de treinta referencias dela s cuales quince son alicantinas. También es un gran acierto ordenar y clasificar la carta por variedades de uvas lo que denota un esmerado cuidado para nuestros gustos enológicos.

Rafa Monerris, un muy joven pero experimentado profesional de la cocina y de la sala y un gran entendido en vinos, ha creado un espacio en el que los vinos nos acompañan en nuestro recorrido por una serie de tapas, aperitivos, bocadillos o picaetes muy bien elaboradas. Sus pintxos de autor son degustación obligada como el "pintxo de langostinos rebozado con frutos secos y con salsa tártara dulce" o el "pintxo de tortita de camarones". Su famoso "pepito" es un ejemplo dedicación y vanguardia compuesto por un escalopini de buey con mantequilla de hierbas, cebolla confitada y queso de cabra, hecho con panes caseros o pan de Pagés o con chapatas artesanas. Todo un lujo. Las tostas son excelentes como la de "paleta ibérica con queso ricota y salsa de higos "o los, también muy conseguidos, "molletes" entre los que destaca el de hamburguesa de buey ,cerdo ibérico con alcaparras y setas.

"El Sakacorchos" nos ofrece una suculenta selección de buenas y refrescantes ensaladas tan apetecibles siempre como la de "gulas, queso de cabra, pipas y pimiento asado", o la "sacakorchos" con ventresca de atún, aceite de ñoras, aceitunas negras y completada con unos ajitos tiernos recién sofritos. También a diario tiene un completo menú del día en el que podemos degustar en un mismo plato tres entradas diferentes compuestas por una degustación de plato de cuchara, un pintxo y una ensalada, y luego podemos elegir entre una carne o un pescado de segundo, que junto al postre los permite comer la mar de felices.

Dos apuntes más: Rafa y su equipo preparan un vermú especial con Izaguirre, una ramita de canela de Ceilán, dos aceitunas deshuesadas y un gajo de naranja con su zumo, espectacular; y obligado es probar su carpaccio de fresas con caramelo y helado de queso, el coulant de chocolate caliente o el delicioso Browni de café con helado de caramelo.

En el "Sakacorchos" nuestro amor a los vinos se convierte en la excusa perfecta para deleitarnos con su buena gastronomía. Todo un placer casi perfecto.