viernes, 8 de marzo de 2013

Ellas tienen la palabra


Hoy es el Día de la Mujer Trabajadora, hoy y cada uno de los días del año realmente, y mis palabras van para vosotras. Para las que nos escuchan, para las que nos aconsejan, para las que nos miman, para las que nos dicen las verdades con la ternura de la complicidad, para las que nos apoyan, para las que nos quieren, para las que nos odia... para todas vosotras, dueñas de las palabras. Y por supuesto, para las que compartís vuestras delicadas palabras gastronómicas con todos nosotros.
La literatura, la prosa gastronómica, los recetarios, las biografías o los libros de opinión sobre este inmenso mundo de la cocina y la gastronomía, han adquirido en los últimos años un importante aumento tanto en producción, difusión, como en  la calidad de sus contenidos. Y de de este fenómeno, han sido las mujeres, ellas, las que más han perseverado y se han comprometido en el noble arte de compartir saberes en forma de dulces libros.
Hoy, y para mí siempre, sois las protagonistas. Con vuestras palabras alegráis nuestros corazones, revitalizáis nuestro ánimo y confortáis nuestro espíritu. Millones de gracias.
Durante estos días en los que la lectura invernal de las tardes frías se convierte en un verdadero placer al alcance de todos, son muchos los libros de cocina o de gastronomía que podemos disfrutar. Desde que la escritura gastronómica apareció en nuestros ratos de asueto, son muchas las referencias femeninas que podemos encontrar. Desde  Simone Ortega con sus maravillosas recetas que se han convertido en libro de cabecera para generaciones u generaciones de cocineros y cocineras, o desde la sutileza y la maestría de la marquesa de Parabene con su “Historia de la Gastronomía” o  desde la Condesa Emilia de Pardo Bazán con “La cocina moderna española” recientemente reeditado desde la edición de 1918, hasta las grandes cocineras como Carme Ruscadella entre otras, han  convertido la palabra en nuevo y sabroso ingrediente con el que cocinar la receta de la palabra.
Pero hay muchos más. Por cercanía la genial cocinera Susi Díaz del Restaurante La Finca de Elche publicó el pasado año su libro “ Sentidos” que se ha convertido en todo un éxito tanto en ventas como por sus reconocimientos. Un libro lleno de sentido y sentidos. También, por la cercanía, una de nuestras más reconocidas cocineras y maestra de generaciones de jóvenes cocineros, Pepa Romans de Casa Pepa en Ondara, ha querido que la palabra sea también la protagonista y aparte de su maravilloso restaurante ha abierto un coqueto café teatro en el que la gastronomía se une al arte y a la palabra en una sugerente fusión. Pero hay más.  Por ejemplo el libro de Angelita Alfaro “Cocina con Solera” en el que la gran cocinera Angelita hace un maravilloso recorrido por todos sus años entre fogones. O Mey Hofmann, maestra de maestras y formadora ejemplar en su reconocida escuela de Barcelona, con su libro ”Hofmann. La Cocina De Mey Hofmann” un auténtico compendio de sensaciones, colores y aromas descritos de una manera totalmente didáctica y muy fácil de entender. O la facilidad de la cocinera poseedora de tres estrellas Michelín Carme Ruscadella con “ Cocina Mediterránea de Carme Ruscalleda, 100 Recetas Fáciles para Cocinar en Casa” que como ella dice: “ Este libro no pretende ser un recetario más,  es un libro de cocina con recetas que funcionan y con las que se puede iniciar todo aquel que sienta una mínima curiosidad por el arte culinario. Son recetas pensadas para el tiempo en que vivimos: rápidas, modernas y sanas” Casi nada.  Un lujo.
Palabras de mujer escritas con la ternura de su alma femenina que nos ayudaran seguro a ser más felices. Reflexionemos.