viernes, 22 de febrero de 2013

Una colección de todos y para todos


Este próximo domingo junto a  nuestro periódico, verá la luz el segundo volumen del coleccionable “Biblioteca de Cocinas y Cocineros del Mediterráneo”. Una colección que ha nacido con la humilde intención de ser por y para todos los amantes de lo cercano, de lo propio y de nuestra mejor gastronomía.
Varios meses de gran trabajo en el que he tenido el inmenso placer de trabajar junto a la periodista Ángeles Ruiz y un gran equipo de profesionales de la comunicación gastronómica de todo nuestro arco mediterráneo español, además de un equipo de diseño y dirección con Guillem Forteza en la parte gráfica y la grandísima y eficaz dirección y coordinación de Eduardo Suarez del Real junto a la gran labor del editor Miguel Adrover. Un trabajo reconfortante  y duro que han sufrido nuestros seres más queridos,  que por fin podemos y nos alegramos de compartir con todos ustedes. Después del primer tomo “De cuchara, guisos, potajes y legumbres” y el de este domingo que será el de “Arroces caldosos y melosos”, serán catorce tomos más con más de trescientas sugerentes y fáciles recetas elaboradas por grandes cocineros de todo nuestro mediterráneo desde Cataluña, Valencia, Alicante, Murcia, Andalucía hasta las Islas Baleares. Una obra recopilatoria sobre todo con un ingrediente común: un estilo de vida  capaz de apreciar y respetar lo cercano,  y de unas gentes rebosantes  carácter más que mediterráneo. Y seguiremos con más arroces secos, con más platos de cuchara, con la cocina de la caza y de los huevos, con la cocina en tiempos de fiesta, con las carnes, con los pescados, con los mariscos, con la repostería dulce y salada, con un mundo de especias (grandísimo tomo de Ángeles Ruiz,) o con los helados y licores. Una obra para guardar, para revisar, para usar en el día a día de nuestras comidas, o simplemente, una muestra de nosotros mismos. Pero en este coleccionable hay una parte fundamental: la ayuda, la pasión y el compromiso de muchísimos amigos y profesionales que ha aportado sus saberes y sus sabores abiertamente y los han puesto sobre la mesa para que los disfrutemos todos. Un loable acto de democracia gastronómica que vuelve a refrendar el buen hacer de grandes profesionales que entienden y viven la cocina como algo de todos y para todos. Millones de  gracias y bravo por ellos.
Nuestra cocina, la mediterránea ya sea de litoral o de tierra adentro, es variada, rica en matices, con una inmensidad de productos e ingredientes diversos, con personalidad, con tradición y con vanguardia. La dieta mediterránea, entendiendo dieta etimológicamente como un estilo de vida, ha marcado el devenir de nuestra alimentación diaria. Pero es aquí donde realmente en nuestro mediterráneo el término alimentación adquiere un marcado carácter gastronómico. En muchas clases o en charlas al intentar definir concretamente la gastronomía, me quedo con esta reflexión: “la gastronomía es el hecho por el que la alimentación  toma un componente cultural y social. Cultural por nuestra tradición e historia, y social por que el hecho de alimentarnos lo compartimos y lo disfrutamos”. Una definición que encontramos página a página en este coleccionable y que nos ayudará a conocer mejor  nuestra cocina y a nuestros cocineros junto a sus establecimientos.
Y que nos hará, al menos esa es nuestra intención, más conocedores de nuestra cocina mediterránea y a la postre, un poco más felices. A disfrutarla. Reflexionemos.